sábado, 12 de octubre de 2013

Discurso del cacique Guaicaipuro Cuauhtémoc ante la reunión de jefes de Estado de la Comunidad Europea.


Luis Britto García 1990


Aquí pues yo, Guaicaipuro Cuauhtémoc, he venido a encontrar a los que celebran el Encuentro. Aquí pues yo, descendiente de los que poblaron América hace cuarenta mil años, he venido a encontrar a los que se la encontraron hace quinientos. Aquí pues nos encontramos todos: sabemos lo que somos, y es bastante. Nunca tendremos otra cosa.
El hermano aduanero europeo me pide papel escrito con visa para poder descubrir a los que me descubrieron. El hermano usurero europeo me pide pago de una Deuda contraída por Judas a quienes nunca autoricé a venderme. El hermano leguleyo europeo me explica que toda Deuda se paga con intereses, aunque sea vendiendo seres humanos y países enteros sin pedirles consentimiento. Ya los voy descubriendo.
También yo puedo reclamar pago. También puedo reclamar intereses. Consta en el Archivo de Indias, papel sobre papel, recibo sobre recibo, firma sobre firma, que sólo entre el año de 1503 y el de 1660 llegaron a Sanlúcar de Barrameda 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata provenientes de América. ¿Saqueo? No lo creyera yo, porque es pensar que los hermanos cristianos faltan a su séptimo mandamiento. ¿Expoliación? Guárdeme Tonatzin de figurarme que los europeos, igual que Caín, matan y después niegan la sangre del hermano. ¿Genocidio? Eso sería dar crédito a calumniadores como Bartolomé de las Casas, que califican al Encuentro de Destrucción de las Indias, o a ultrosos como el doctor Arturo Uslar Pietri, quienes afirman que el arranque del capitalismo y de la actual civilización europea se debió a esa inundación de metales preciosos.
No, esos 185 mil kilos de oro y 16 millones de kilos de plata deben ser considerados como el primero de varios préstamos amigables de América para el desarrollo de Europa. Lo contrario, sería presuponer crímenes de guerra, lo cual daría derecho, no sólo a exigir devolución inmediata, sino a indemnización por daños y perjuicios. Yo, Guaicaipuro Cuauhtémoc, prefiero creer en la menos ofensiva de la hipótesis. Tan fabulosas exportaciones de capital no fueron más que el inicio de un Plan Marshalltzuma para garantizar la reconstrucción de la bárbara Europa, arruinada por sus deplorables guerras contra los cultos musulmanes, defensores del álgebra, la poligamia, el baño cotidiano y otros logros superiores de la civilización.
Por ello, al acercarnos al Quinto Centenario del Empréstito, podemos preguntarnos: ¿han hecho los hermanos europeos un uso racional, responsable, o por lo menos productivo de los recursos tan generosamente adelantados por nuestro Fondo Indoamericano Internacional?
Deploramos decir que no. En lo estratégico, lo dilapidaron en batallas de Lepanto, Armadas Invencibles, Terceros Reichs y otras formas de exterminio mutuo, sin más resultado que acabar ocupados por las tropas gringas de la OTAN, como Panamá (pero sin canal). En lo financiero, han sido incapaces -después de una moratoria de 500 años- tanto de cancelar capital o intereses, como de independizarse de las rentas líquidas, las materias primas y la energía barata que les exporta el Tercer Mundo.
Este deplorable cuadro corrobora la afirmación de Milton Friedman conforme a la cual una economía subsidiada jamás podrá funcionar. Y nos obliga a reclamarles -por su propio bien- el pago de capital e intereses que tan generosamente hemos demorado todos estos siglos. Al decir esto, aclaramos que no nos rebajaremos a cobrarles a los hermanos europeos las viles y sanguinarias tasas flotantes de interés de un 20% y hasta un 30% que los hermanos europeos cobran a los pueblos del Tercer Mundo. Nos limitaremos a exigir la devolución de los metales preciosos adelantados, más el módico interés fijo de un 10% anual acumulado durante los últimos trescientos años.
Sobre esta base, y aplicando la europea fórmula del interés compuesto, informamos a los Descubridores que sólo nos deben, como primer pago de la Deuda, una masa de 185 mil kilos de oro y otra de 16 millones de kilos de plata, ambas elevadas a potencia de trescientos. Es decir: un número para cuya expresión total serían necesarias más de trescientas cifras, y que supera ampliamente el peso de la Tierra. Muy pesadas son estas moles de oro y de plata. ¿Cuánto pesarían calculadas en sangre?
Aducir que Europa en medio milenio no ha podido generar riquezas suficientes para cancelar este módico interés, sería tanto como admitir su absoluto fracaso financiero y/o la demencial irracionalidad de los supuestos del capitalismo. Tales cuestiones metafísicas, desde luego, no nos inquietan a los indoamericanos. Pero sí exigimos la inmediata firma de una Carta de Intención que discipline a los pueblos deudores del Viejo Continente, y los obligue a cumplirnos sus compromisos mediante una pronta Privatización o Reconversión de Europa, que les permita entregárnosla entera como primer pago de su Deuda histórica.
Dicen los pesimistas del Viejo Mundo que su civilización está en una bancarrota que le impide cumplir sus compromisos financieros o morales. En tal caso, nos contentaríamos con que nos pagaran entregándonos la bala con la que mataron al poeta.
Pero no podrán: porque esa bala, es el corazón de Europa.

12 de octubre RESISTENCIA INDÍGENA

viernes, 11 de octubre de 2013

Que hacer en caso de pérdida de algún familiar

Llame al 142 o al 0800-122-2442 Atención al Ciudadano – Adultos Perdidos – del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Presidencia de La Nación. (las 24 hs)

• Haga la denuncia en la comisaría de la zona. Ninguna ley dice que debe esperarse 24 o 48 hs para que tomen la denuncia. Deben, además, informarle el juzgado o fiscalía que interviene. De no hacerlo, pida los datos del juzgado o fiscalía de turno.

• Llame al COP (Centro de Orientación de Personas de la Policía Federal) (011) 4370-5920. Deje registrados los datos de la persona perdida y dato de contacto de un familiar. Pregunte si registraron algún incidente en vía pública o tienen alguna persona no identificada (NN) hallada. busquedadepersonas@policiafederal.gov.ar

• Llame al SAME 107 (sólo para capital federal – pregunte si han registrado algún incidente en la vía pública). same@buenosaires.gov.ar
Provincia de Bs. As.: la Dirección General de Registro de Personas Desaparecidas: Calle 55 Nº 930 2º piso. La Plata (1900) Pcia. de Buenos AiresTel./Fax (0221) 421-8972 y 421-9940 ó 0800-333-5502. Horario de atención: de Lunes a viernes de 07 a 19 horas. Mail perdes@mseg.gba.gov.ar
San Juan: personasperdidas.sanjuan.gov.ar
Santa Fe: Secretaría de Derechos Humanos (Saavedra 2059, de la ciudad de Santa Fe o Moreno 248 de la ciudad de Rosario) o bien llamar a la línea gratuita 0800-555-3348 durante las 24 horas.


Fotos:

• Pegue carteles con la foto en lugares cerca de donde se perdió nuestro familiar: Plazas, kioscos de diarios, de flores, estaciones de trenes, terminal de colectivos, en hospitales: en la guardia y oficina de servicio social. (Sugerimos colocar el teléfono de la comisaría, el juzgado, pero no un teléfono particular).

• Avise a parientes y amigos, aunque vivan lejos, aunque no estén en contacto habitual.


En caso de tener la persona perdida problemas psiquiátricos:

• Si tiene algún trastorno psiquiátrico (Alzheimer, por ejemplo) buscar en los lugares que concurrían antes o de los que hablaba habitualmente.

• Recurra a los Neurosiquiátricos, personalmente y además intente dejar alguna foto con datos de contacto en la guardia.

• Llame al Registro de Búsqueda de Personas con Padecimientos Mentales del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires: (011) 4010-0300 Int. 13079/13027 mail: dgayavbusqueda@buenosaires.gov.ar


• Hospital Borda: (011)4304-6038/4305-6666


• Melchor Romero: (0221)-478-0181 / 0182 / 5972 / 7194


Si sospechamos que nuestro familiar puede estar en la calle (Buenos Aires):


• Llame al 108 (BAP – Buenos Aires Presente) (ciudad de Bs. As.), asisten a personas en situación de calle.

• Deje foto en los Paradores de la Ciudad de Buenos Aires; pedir permiso para entrar y buscar personalmente.

Parador de Retiro: Gendarmería Nacional 522.

Parador de Parque Patricios: Masantonio 2970.

• También existen algunas parroquias que todos los días llevan comida a la gente que no va a comedores y se encuentran durmiendo en las plazas conectarse con los coordinadores mostrando la foto (Noche de la caridad)


http://www.personasperdidas.org.ar

11 de octubre Día Internacional de la niña



El cumplimiento del derecho de las niñas a la educación es, ante todo, una obligación y un imperativo moral. También hay pruebas abrumadoras de que la educación de las niñas, sobre todo en el nivel secundario, es una poderosa fuerza que transforma a las sociedades y a las propias niñas; es un elemento positivo que permanece constante en casi todos los resultados previstos para el desarrollo, desde la reducción de la mortalidad y la fecundidad hasta la reducción de la pobreza y el crecimiento con equidad, el cambio de las normas sociales y la democratización.

Si bien ha habido avances significativos en la mejora de acceso de las niñas a la educación en las últimas dos décadas, muchas niñas, especialmente las más marginadas, siguen estando privadas de este derecho fundamental. Las niñas de muchos países siguen sin poder asistir a la escuela ni terminar sus estudios debido a obstáculos relacionados con la seguridad, la financiación, las instituciones y la cultura. Incluso cuando las niñas van a la escuela, la percepción de un rendimiento insuficiente debido a la mala calidad de la educación, las aspiraciones reducidas, o las tareas domésticas y otras responsabilidades, les impiden asistir a la escuela o lograr resultados adecuados en materia de aprendizaje. Todavía es necesario lograr el potencial transformador de las niñas y las sociedades que promete la educación.

Al reconocer la necesidad de adoptar perspectivas nuevas y creativas para impulsar la educación de las niñas, el Día Internacional de la Niña de 2013 abordará la importancia de las nuevas tecnologías y de la innovación en las asociaciones, las políticas, la utilización de recursos, la movilización de la comunidad y, sobre todo, la participación de los propios jóvenes.

Todos los organismos de la ONU, los Estados miembros, las organizaciones de la sociedad civil y los agentes del sector privado tienen herramientas potenciales para innovar con los jóvenes y en su favor, y para avanzar en su educación. Entre los ejemplos de posibles medidas hay que incluir:
La mejora de los medios públicos y privados de transporte para que las niñas vayan a la escuela: desde carreteras hasta autobuses, ciclomotores, bicicletas, botes y canoas;
La colaboración entre los sistemas de enseñanza y el sector bancario para facilitar el pago seguro y conveniente de los salarios a las maestras y de las becas a las niñas;
La provisión de cursos de ciencia y tecnología dirigidos a las niñas en las escuelas, las universidades y los programas de formación profesional;
Los programas de mentores empresariales para ayudar a las niñas a adquirir las aptitudes de trabajo y liderazgo esenciales y facilitar su transición de la escuela al trabajo;
La revisión de los planes de estudio para integrar mensajes positivos sobre las normas de género relacionadas con la violencia, el matrimonio infantil, la salud sexual y reproductiva, y las funciones masculinas y femeninas en la familia
La aplicación de la tecnología móvil para la enseñanza y el aprendizaje a fin de llegar a las niñas, especialmente en las zonas remotas.

El 19 de diciembre de 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 66/170 en la que declaraba el 11 de octubre como el Día Internacional de la Niña, para reconocer los derechos de las niñas y los desafíos excepcionales que confrontan las niñas de todo el mundo.

Para obtener más información sobre las iniciativas y actividades de UNICEF para el día visite:http://www.unicef.org/gender/gender_66021.html

Para obtener más información sobre las iniciativas y actividades de ONU Mujeres para el día, visite:http://www.unwomen.org/es/news/stories/2013/10/ed-message-for-international-day-of-the-girl-child

jueves, 10 de octubre de 2013

Cada uno va escribiendo su historia cada día

Cada uno va escribiendo su historia cada día. Uno aprende que toda acción mala trae consecuencias malas, tarde o temprano. Y la verda...