domingo, 15 de julio de 2018

Amanecer en el rancho... Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...





Amanecer en el rancho, siempre es lo más bello que me puede suceder.
Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...
en un hacer que no es íntimo y profundo,
sino que responde algo que se convierte para el otro y un estéril parecer...
en una apariencia que ni siquiera nos valoran y hasta creen que te hacen un favor,
cuando la realidad es que uno es lo que da, generosamente su tiempo...
Muy triste y lamentable es esa escala de valores el que tener esta encima
por encima del ser... la violencia, la desilusión, el destrato, la falta de ubicación
y de respeto, las miserias, la basura, es y son el obstáculo y la verguenza.
De nada sirve el exterior cuando el interior esta destruido, desarreglado,
desmoronado,trastornado, roñoso, motivos todos estos para sentirse avergonzado
 y el espíritu no cultiva las virtudes... Impostores, difícil es no sentirse aplastado y abatido.
Es hora de redoblar esfuerzos y elevarse a las alturas.
Siempre vamos descubriendo nuevos mundos y uno siempre va conquistando
nuevos espacios inmensos a pesar de la angustia por sí no ven o no nos ven,
si nos valoran o se olvidan de nosotros, si nos corresponden o nos dejan de corresponder...
Cada uno tiene su propia conciencia y a esa conciencia le debe fidelidad,
no me aparto del bien... por más de los que me rodean no me reconozcan
o dejen de reconocer nuestras aptitudes, interpreten bien o mal intenciones, 
acepten o no mi colaboración, les moleste que no calle jamás...
Yo estoy obligada poner mis acciones y jamás que los demás acepten 
mi acción. Felizzz y bendecido Presente!

Mané Castro Videla

miércoles, 4 de julio de 2018

Amarga?! No, amarga no, realista!



Un fracaso no es una vida fracasada 
tal vez sea necesario muchos fracasos 
para que la vida sea todo un éxito 
y quizá la falta de fracasos 
constituya una vida fracasada.
Muchos éxitos comienzan con fracasos 
pero con lo positivo de haber intentado el éxito. 
Mucho nos hemos equivocado y nos han criticado 
pero jamás nos podrán criticar con razón 
quien no lo ha intentado ni nunca han hecho nada.
Uno no es una promesa, es mucho más,...
Es la concreción en el plano de los hechos, 
-esa es la diferencia de ser persona de bien-, 
Sin dilatar el cumplimiento del deber 
por más amargo que sea, la amargura y el sufrimiento, 
el dolor pasara pero la conciencia está en paz.
A veces las grandes acciones exigen grandes silencios 
y otras grandes sacrificios en nombre del amor.
A veces hay que decidir y entre tu vida y mi vida, 
antes está la propia vida y eso es el respeto.
Mané Castro Videla


miércoles, 27 de junio de 2018

la verdad late


La verdad late sojuzgada y silenciosa
en las manos y en la mirada
en la distancia de luces clarooscuras
cada vez que le nombran
al representarle en el laberinto de la historia
Sos la angustia
que clama para ser callada
desde el fondo de los ojos asombrados
donde no hay palabra y es imposible hablar
y la verdad se esconde en la oscuridad,
se oculta en los rincones hasta se olvida
pero jamàs muere, no sabe morir
Estas ahì siempre, marcando y condicionando
y el dolor atraviesa el cuerpo
Ha amanecido gris y lluvioso
y aùn recuerda esos abrazos,
esa entrega desesperada, inexplicable y sufriente
Es ese gozo, propio, a ese placer doloroso
donde se es sin disfraces,
despojado de corazas e imágenes inventadas
Se es, ese gozo desesperado y sin engaños
y esa sonrisa que deja escapar
cuando la verdad reclama desde la sangre
el derecho de salir de las sombras
y ya no pueden ser desoídas
aunque se quiera y duela, duela mucho
y se tenga bronca al no poder borrar desde la mente.
Es uno y la verdad
es el instante donde se desvanecen las preguntas
y se comprende que se ha tomado una decisiòn

Mané Castro Videla

domingo, 24 de junio de 2018

No vuelvo jamás



No todos somos iguales, ni tú ni yo.
Ni los amigos y menos esos falsos amigos
que se nos acercan para sacar ventaja.
Esos sujetos devastadores,
manipuladores que nos consumen y desgastan
en el más vil combate impiadoso
entre lo que creíamos y son, en realidad.
Sujetos depredadores que solo quieren
llegar a destrozarnos
creando una vida insoportable de mentiras,
esperas, traiciones, perdones...
y de todas esas mentiras que nos hacen llorar,
que duelen y nos destruyen.
La rabia y el resentimiento es más fuerte,
la falta de respeto...
la violencia extrema,,. el robo.
Esa sed insaciable de tener y quedarse con lo ajeno
para compensar lo que les falta
esa ineficiencia, esa incapacidad
de ser capaz e inseguridad
lo hace inventar, mentir y dañar,
sin moral  ni piedad hasta robar,
causar mal hasta la muerte.
La incapacidad de no tener
una conexión emocional con la mente.
Nada importa, solo ellos mismos.
sus excusas, sus miserias, sus te quieros
y su odio irracional.
Uno queda exhausta, aislada, insegura
con miedo, temblando...
Pasada de dolor y sufrimiento
en medio del calvario sintiendo
la crueldad y el silencio
que todo la esta matando.
Solo queda aceptar
tanto dolor y sufrimiento,
tanta traición en hondo silencio
Nada se puede cambiar
es hora de darse todos los permisos
de tomarse todos los tiempos
para poder actuar
para ser la mejor versión de uno mismo.
Permiso de perdonarnos
de mantenernos en la promesa de ser correctos,
de hilvanar las letras y ser palabra
de las promesas realizadas de amor
de las actitudes que nos diferencian
de la esencia de la existencia
de los sentimientos y emociones
de mi mente libre
y sentir la paz interna en mi corazón
y puede permitirse sonreír.
Al sentir el coraje, honra y dignidad
y todo aquello que tu no puedes encontrar.

Mané Castro Videla







miércoles, 20 de junio de 2018

El poder - No quise mirar-




Antes podías, en esos tiempos
en que olvidaba el pensar,
en donde se encuentra el engaño,
el juicio y la valoración.
Antes podías y tenías poder sobre mi
cuando me abandonaba
en esa época de olvido del ser
hasta acabar con mi existencia.
Antes podías y ya no.
Me aniquilaste, me privaste de todo
y mi esencia luchó ferozmente
a la vida y a la muerte
hasta hundirme y aniquilarme,
Y sentir la devastación,
la irreflexión y al vacío.
Algo pasó ante tanta brutalidad
y la crítica demoledora
en esa otra esencia del ser
fue un nuevo comenzar
de un nuevo resurgir
desde el desconsuelo.
Desde el espanto y del abandono
del volver que no sea desde si mismo.
Antes podías, te lo juro
pero ahora ya no,
créeme, ahora el poder
lo tengo yo.

Mané Castro Videla

viernes, 15 de junio de 2018

Madre


Su nombre quedará en la historia
aunque se nieguen sus modos
su concepción del mundo
y su testimonio.
Su nombre, Dios lo sabe
y determina su trascendencia
hacia el otro comienzo,
a otra exigencia
a la condición humana misma.
A la extraña otredad
desde las entrañas.
A no olvidarse.
A mirarse a los ojos
A sentir lo sagrado
en todo lo que es
de la esencia del Ser.
A Ser mamá
y tú por toda la eternidad,
a ser el hijo,
celebrando el misterio divino
con sed de beber
el agua viva

Mané Castro Videla






martes, 12 de junio de 2018

Amor desolado...entre tanta muerte perdemos la esencia... el abrigo de no ser ni el vacío ni la nada



Siempre hay un destino de descubrimiento 
que nos domina, un espacio de juego, de lectura...
es uno descubriendo todo lo real 
y es perceptible a nuestra existencia...
A la esencia del Ser.
Es este poner a luz lo real, a nuestro quehacer diario, 
a las conexiones de fuerzas que nos exige 
a ser más que un anunciado 
y nos prepara
desde la esencia ser el sentido de las cosas 
y hechos que nos nombra el lenguaje
y despliega en palabras ciertas...
Libres... responsables y justos.
Siempre nos acecha el peligro,
el abandono, la crueldad, el olvido...
Es tan fuerte el dolor, tan desgarrador...
Imposible es no sucumbir
y sentir la muerte...
La muerte del cuerpo y el alma.
La muerte tuya... la muerte mía.
La muerte nuestra.
entre tanta muerte perdemos la esencia
y,  el abrigo de no ser 
ni el vacío ni la nada.
Ni el peregrino andar descalzo de poder morir.
Andamos ciegos en la más absoluta indigencia
Sin habitar-nos... sin aceptar-nos... sin respetar-nos
Sin amar-nos...
Sin ascender desde la profundidad
más oscura y honda de la verdad del Ser...

Manè Castro Videla




Amanecer en el rancho... Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...

Amanecer en el rancho, siempre es lo más bello que me puede suceder. Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...