miércoles, 20 de junio de 2018

El poder - No quise mirar-




Antes podías, en esos tiempos
en que olvidaba el pensar,
en donde se encuentra el engaño,
el juicio y la valoración.
Antes podías y tenías poder sobre mi
cuando me abandonaba
en esa época de olvido del ser
hasta acabar con mi existencia.
Antes podías y ya no.
Me aniquilaste, me privaste de todo
y mi esencia luchó ferozmente
a la vida y a la muerte
hasta hundirme y aniquilarme,
Y sentir la devastación,
la irreflexión y al vacío.
Algo pasó ante tanta brutalidad
y la crítica demoledora
en esa otra esencia del ser
fue un nuevo comenzar
de un nuevo resurgir
desde el desconsuelo.
Desde el espanto y del abandono
del volver que no sea desde si mismo.
Antes podías, te lo juro
pero ahora ya no,
créeme, ahora el poder
lo tengo yo.

Mané Castro Videla

viernes, 15 de junio de 2018

Madre


Su nombre quedará en la historia
aunque se nieguen sus modos
su concepción del mundo
y su testimonio.
Su nombre, Dios lo sabe
y determina su trascendencia
hacia el otro comienzo,
a otra exigencia
a la condición humana misma.
A la extraña otredad
desde las entrañas.
A no olvidarse.
A mirarse a los ojos
A sentir lo sagrado
en todo lo que es
de la esencia del Ser.
A Ser mamá
y tú por toda la eternidad,
a ser el hijo,
celebrando el misterio divino
con sed de beber
el agua viva

Mané Castro Videla






martes, 12 de junio de 2018

Amor desolado...entre tanta muerte perdemos la esencia... el abrigo de no ser ni el vacío ni la nada



Siempre hay un destino de descubrimiento 
que nos domina, un espacio de juego, de lectura...
es uno descubriendo todo lo real 
y es perceptible a nuestra existencia...
A la esencia del Ser.
Es este poner a luz lo real, a nuestro quehacer diario, 
a las conexiones de fuerzas que nos exige 
a ser más que un anunciado 
y nos prepara
desde la esencia ser el sentido de las cosas 
y hechos que nos nombra el lenguaje
y despliega en palabras ciertas...
Libres... responsables y justos.
Siempre nos acecha el peligro,
el abandono, la crueldad, el olvido...
Es tan fuerte el dolor, tan desgarrador...
Imposible es no sucumbir
y sentir la muerte...
La muerte del cuerpo y el alma.
La muerte tuya... la muerte mía.
La muerte nuestra.
entre tanta muerte perdemos la esencia
y,  el abrigo de no ser 
ni el vacío ni la nada.
Ni el peregrino andar descalzo de poder morir.
Andamos ciegos en la más absoluta indigencia
Sin habitar-nos... sin aceptar-nos... sin respetar-nos
Sin amar-nos...
Sin ascender desde la profundidad
más oscura y honda de la verdad del Ser...

Manè Castro Videla




sábado, 9 de junio de 2018

Lo juro, hoy me levante con el amor encendido en el alma



Cada vez que atacas verbalmente
recibo el golpe seco y brutal de la palabra,
menospreciando.
Siento desatar todas las tormentas de emociones
y una enorme tristeza
Al escuchar mi mente y saber que eres ese ser
y no quién creía y deseaba que fueras.
Eres incompetente, eres lo erróneo,
el desencanto y el estupor.
Eres mi tristeza y esta pena que llevo dentro
que se alberga y se adueña de mi ser.
Eres el delito que me arrebata todo lo que soy
y me sostiene...
Tus creencias erróneas marcan mis entrañas
y mis pensamientos...
Y al final, después de todo, nunca soy la misma.
Me has enseñado tantas cosas y tan valiosas
que nada quiero ni elijo cambiar
Lo que me reste de vida
quiero que surja de mí
No quiero golpes de estados
para mis sentimientos, mente y alma.
Soy la propia protagonista de mi existencia,
tengo conciencia de mi misma
cuando me sostengo o me caigo.
Tus palabras hirientes, tu desahogo
a tu fustraciòn, tus miedos, tus prejuicios
y tu mente esclava, son tuyos y no míos.
No me confundís, no soy ingenua
se lo que es la amabilidad,
sinceridad con impertinencia,
tristeza con debilidad.
Si estoy alegre o triste, no puedo evitarlo
perdí tantas cosas y me hicieron tanto daño,
tanto daño...

Te lo juro, hoy me levante
con el amor encendido en el alma
y quiero confesarte
desde la  más profunda soledad y dolor
que ya no me puedes arrebatar nada.
Nada más.

Manè Castro Videla












viernes, 8 de junio de 2018

Nada es para siempre...




Felizzz y bendecido viernes con v de victoria, valor, de Vivir la vida, 
de amar la vida por encima de todo, con nobleza y dignidad, siendo persona.
No aceptando limosnas ni cayendo en la trampa de la caridad, 
a no alimentar la ayuda inspirada en el egoísmo, 
en esa ecuación no entran las virtudes sino las deficiencias, 
no está la empatía sino el miedo.
Porque los caritativos poseen en el fondo 
que algún día pueden llegar a ser inválidos o ciegos...
El amor no se trata de posesión, de imponer cadenas sino de construir alas...
Y en el vivir la vida, se es la persona que se es, sin perder la esencia,
sin complacer, sin buscar aprobación, sin traicionarnos.
Tú y yo, somos diferentes, no hay superiores ni inferiores...
solo somos una edición limitada
Unos miran para afuera, otro nos miramos por dentro con responsabilidad,
aceptación y respeto.
Vivir con victoria, es el poder del vivir el presente, de vivir intensamente,
Felizzz sin ayer ni mañana sino de hoy, sin miedos.
Dando un paso más allá del miedo, atreviéndome a cruzar la línea
de lo conocido, de lo cómodo...
Aprendiendo a despegarnos de certezas, a romper la rígidez de los pensamientos,
a estar y ser aquello con lo que verdad sentimos y creemos, a sanarnos.
Y construir día a día, a entender las necesidades sin apegos,
A ser más conscientes de lo que somos entre debilidades y grandezas,
virtudes y defectos de luces y sombras...
Siempre hay un propósito, un objetivo que nos define... 
y nos lanza a levantarnos, a seguir adelante... 
A vivir desprendiéndose de todo. 
A ser felizzz desde uno mismo... 
evitando todo aquello que no depende de uno.

Manè




jueves, 7 de junio de 2018

Los gestos del amor



Quizás haya pocas cosas de mayor trascendencia que comprender. el sentido de la vida.
El sentido de la vida, el llamamiento de vivirla con intensidad, plenamente.
Y su sentimiento profundo... el sentido del amor.
El sentido del amor y sus gestos como fuente de motivación y entusiasmo.
El amor que no ayuda a sanar nuestras heridas y a recomponernos en el abrazo,
en el más pequeño gesto sentido.
El amor valiente, al que no le importa nada los prejuicios y que no discrimina
rompiendo toda barrera social.
El amor que con sus gestos nos conecta en cada instante de corazón y de mente
a otros espacios mágicos, desconocidos y nos arranca una sonrisa desde la
oscura amargura, nos atrae desde la mágica conexión sin tiempo ni espacio
ni distancias y el corazón se abre, el dolor se disipa y la esperanza aflora
en medio del reto vital diario, en esa actitud constante entre los obstáculos
y el miedo que nos paraliza y nos hace inseguros. Nos detienen y nos desesperan.
Entre dichas y fracasos vivimos y nos extinguimos.
Hay amor en esas pequeñas cosas que por ser obvias no valoramos
Es necesario esperar y empezar otra vez...
El cambio nos abre siempre caminos a nuevas posibilidades...
La adversidad siempre es una oportunidad para crecer...
Amanecer es estar vivo, es la  fuerza de tener la esperanza
que nos ayuda a tener la posibilidad de cambia
y enfrentarnos a la adversidad  sin perder la ilusión como el aire.

Manè


miércoles, 6 de junio de 2018

No todos somos libres, algunos son esclavos de su mente y dan rienda suelta al libertinaje ...



A pintarse la mejor sonrisa, a dar las gracias porque hemos descubierto la alegría del amor que nos habita ante tantos odios y guerras, de tantas indiferencias y egoísmos, ante la brutalidad de la palabra de quienes dicen querernos y con derecho en nombre del amor de lastimar y rompernos el corazón...
No todos somos iguales y no todos tenemos las mismas riquezas... 

No todos somos libres, algunos son esclavos de su mente y dan rienda suelta al libertinaje engendrando el caos y la confusión, el odio y la ira...
Elijo la libertad y su alegría, sin temor... haciendo lo qué hay que hacer, respetándome y respetándote, sin esperar... 
Sabiendo amarme y protegerme y retirarse a tiempo, antes que los vientos arrastren mi ser como hoja caída seca, infecunda y estéril...
Ser mujer y madre me enseñó a permanecer fiel a los dictados de la conciencia, me hace y distingue como persona y no cosa en medio de la tempestad.
Hoy es un nuevo amanecer, una nueva oportunidad y he redoblado mi optimismo y entusiasmo, los esfuerzos.
Mis ojos moros están levantados, la mirada elevada, clavada en el cielo con el corazón palpitando en paz... 

Mané Castro Videla


El poder - No quise mirar-

Antes podías, en esos tiempos en que olvidaba el pensar, en donde se encuentra el engaño, el juicio y la valoración. Antes podías y...