viernes, 21 de agosto de 2009

La mirada de Alejandro Cabrol en la Obra Paraíso...


Bajo el cielo inagural

se van dorando las tierras
no manchadas por el hombre.

Tanto espacio que los ojos
crecen en cada poro de la piel

para poder abarcar la maravilla.

Claras las aguas
la tierra fértil
desnudos pies

Sentir que el momento llega
antes del amanecer,
estira los bostezos coloridos
de la diosa y tras sus ojos
vive el original del lienzo

20 de agosto de 2009 23:25

Alejandro Cabrol

Publicar un comentario

Amanecer en el rancho... Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...

Amanecer en el rancho, siempre es lo más bello que me puede suceder. Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...