viernes, 14 de marzo de 2014

El cómplice



Me crucifican y yo debo ser la cruz y los clavos.
Me tienden la copa y yo debo ser la cicuta.
Me engañan y yo debo ser la mentira.
Me incendian y yo debo ser el infierno.
Debo alabar y agradecer cada instante del tiempo.
Mi alimento es todas las cosas.
El peso preciso del universo, la humillación, el júbilo.
Debo justificar lo que me hiere.
No importa mi ventura o mi desventura.
Soy el poeta.
Maestro Jorge luis Borges
Publicar un comentario

Cuál es el problema de lo que se publica se hace público?!

Es inentendible...?! Me parece lógico aquello que uno no quiero que se sepa, uno debe asumir la responsabilidad de callar y menos lo p...