miércoles, 2 de febrero de 2011

Ayer

Morados tonos azulados


conservan los momentos

de pellizcos de letras

y de todas las palabras


Vocablos de heridas

has dejado en el espejo

Desparramados fantasmas

en la mudez del tiempo


Mentiras de amor,

amargo sabor de penas

permanecen por siempre

delineando lágrimas

en las pupilas de mi alma.



Mané Castro Videla
Publicar un comentario

Amanecer en el rancho... Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...

Amanecer en el rancho, siempre es lo más bello que me puede suceder. Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...