viernes, 29 de abril de 2011

el tiempo

Si el tiempo se lleva mis pedazos y caigo

al suelo convertido en punto


es una joroba el peso de los otros


en el hueco que es mi corazón


Incapaz de separarme de la noche


que nunca acaba de parirme


acecho frente a una puerta


cerrada para siempre

¿Pueden mis dedos atrapar esa estrella?


¿Quién soy yo entre los reflejos de este cuerpo evanescente


que se devora a sí mismo?


Dejo como resto un cristal bendito

Publicar un comentario

Amanecer en el rancho... Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...

Amanecer en el rancho, siempre es lo más bello que me puede suceder. Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...