jueves, 15 de diciembre de 2016

Sentirse



Sentirse sin ánimo cuando todo se derrumbó, o alguien nos traiciono o algo salió mal, es lo correcto.
Hay seres que su existencia se consumen como una vela, se deshacen, desaparecen y ya no hay nada que puede ser útil.... Dejan de existir y uno pierde algo de si.
El dolor nos ayuda a comprender cuando todo se torna díficil, los días, las horas, los segundos y las largas noches de insomnio colmados de recuerdos
Es una espiga que nos lastima la mirada, nos sangra en las manos se clava en los pies impidiéndonos andar
El existir cambia... y uno cambia a diario, en cada acto, en cada decisión y el llanto desgarrador es un bálsamo ante la herida y se comienza a compadecer, a aprender a compadecer casi sin darse cuenta...
Casi sin darse cuenta se llega a comprender a quien nos destruyo, lo que no significa aceptar.
Uno ama sin desfallecimientos ni descansos, cuando ama, en las buenas y en las malas porque hay paz en el corazón.
Aunque todo no pase ni menos se olvide y se es memoria, hay palabras y hay acciones que quedan dentro de nuestro ser, perduran.
Hay vacíos infinitos de seres oprimentes de vidas carentes, necesitan matar, ofender, violentar, estafar, robar y todo lo echan a perder por su ambición desmedida, su odio irracional... Su maldad y su repugnante egoísmo.

Con su cálculo usurero, utilizan, especulan, abusan para su convivencia y avaricia.
Solo nos queda reflexionar, buscarse a si mismo, reconstruirse... tomar fuerzas, sin arrastarse... lejos de toda venganza, odio, rencor.
Debemos superarnos para sostenernos, para estar de pie, para sonreir a nuestro alrededor y disipar las nubes, la tempestad y correr la tormentas para secar las lágrimas, sanar las heridas con valor y recobrar el entusiasmo para no quedar estancado.
Podrán mordernos el cuerpo con perversión pero jamás el alma, nos dolerá como garra lacerante pero debemos seguir adelante.
Cuando somos conscientes de el sentido que tenemos de vivir y del modo en que quedemos darle a nuestra vida, el pasado es solo experiencia, y ya pasó, y absolutamente nada puede modificarlo y así seguirá siendo hasta el final de nuestros días.
Solo tenemos y contamos con el presente, el que esta ahora, en este instante, en nuestras manos y conciencia y puede modificar nuestro futuro.
Los golpes están para vencerlos con esfuerzo y ayuda profesional, si es necesario, hay y debemos ponerle palabra para sanar.
Al contrario, los cobardes sobreviven, sin valor, con miedos y angustias, siendo dueños de la razón, rompiendo corazones, destruyendo y amargados, manipulando y mintiendo, siendo las falsas victimas, culpabilizando y no haciendose cargo de nada,
No importa lo que pase ni lo débil que aparentemos ser ... debemos dejarlos, alejarnos
Siempre la razón y la voluntad palpitan en nuestro corazón y mente, seamos protagonistas de nuestros pensamientos, decisiones y acciones, tenemos el poder absoluto de aprender, la habilidad de liberarnos de tanta crueldad y maldad, no nos dejemos ni permitamos amedrentar.... 
Uno es más, tenemos el don, tomemos la distancia óptima con quien nos daña, lastima, intoxica nuestras vidas y ninguna coincidencia es posible... 
Podemos revertir el relato. Debemos respetarnos, amarnos...
No estamos solos, Dios habita en uno.

Mané Castro Videla








Publicar un comentario

General Rodríguez servidor público Dario Kubar ref la noche de los lápices

Municipalidad de General Rodríguez 9 h · 16 DE SEPTIEMBRE DE 1976 Hoy se cumplen 41 años de este día donde sucedió uno de los hechos...