martes, 24 de enero de 2017

Quede a la intemperie, desnuda

No hay texto alternativo automático disponible.



Una cosa es la libertad y otra el abuso de la libertad, 
entre el bien y el mal andamos aprendiendo 
en esta vida. 




La libertad es la facultad de elegir y determinar el para que de nuestra propia vida. 
Duele, duele mucho hasta quebrarse pero aprendamos a separarnos de las personas que dicen ser parte nuestra y querernos y abusan, nos gritan, recriminan, nos dicen desde su pequeñez de la mirada lo que debemos hacer y decir pretendiendo amordazarnos porque "ellos" son los que saben y ostentan el poder... 
El poder de la máscara, lo que sin ella se vela, con ella ingresa la luz, aflora, lo que expresa.
Pero la verdad es quien nos aman siempre respetan y nunca golpean. 
Uno no es nunca ese aliento que no tiene vida.
Nuestra vida, nuestro buen nombre y honor no puede ni debe correr por los cauces de los caprichos o las pasiones egoístas y humillantes. 
Somos libres y cada uno está comprometido en el esfuerzo de dar a esto que llamamos la vida, a  su verdadero sentido, elevándose y dignificando.
Solo resta dar las Graciasss por todo lo que ese ser nos enseño, por ese amor que creció en el alma y nos hizo sentir la ilusión de ser que amabas y respetabas, era parte y habitaba nuestro corazón y mente .
Yo soy diferente a ti por esas circunstancias que me ubican y siempre nos diferencian y son esas diferencias, en las que  siempre elijo separarme de ti y de todos,
Son  por los valores, por el vaho de lo vulgar, de lo mediocre y burdo que pueblan en tus palabras y tus acciones hacia mi persona, a tu manera de relacionarte con el resto... A tu elección de ser en la vida.
No tengo ni quiero tiempo y no siento, ni pienso en el deseo  de crearlo para ti... 
Es tanto el sufrimiento, tanto dolor afecto mi autonomía que estoy aprendiendo a sostenerme en los vacíos, a no llenarlos... 
A no resistirme y perderme en ellos, hasta  aceptarlos como parte esencial de mi...
No se cómo pero he comenzado a ir cumpliendo mis sueños en esa parte de mí, de mi propia muerte y de tu muerte y de tus números... 
Estoy transitando ese enigma en que se es a todo lo que se desea hacer y ser... 
Sin condicionamientos, sin tus voces dando golpes y zarpazos 
Nunca creí que a mis sesenta años pudiera sentir que ya no importa mi querer hacia ti...
No es que no lo sienta ni le reste valor, ni mucho menos que no sepa lo que significas como parte de mi historia de lo que algún dia fui y elegí ser...
No eres algo que puedo desoír...
Simplemente el sufrimiento me dio la muerte significada
Me dio el valor de dar vuelta la página otra vez como tantos otros capítulos... sin borrar ni tachar, con el señorío que me distingue, erigiendome en el más allá
A mis destiempos y en las arenas del reloj  quede viva, vivo en un eterno presente, sin compromisos.
Sola y conmigo sosteniendo mi esencia, como siempre he hecho, cuando ya no debo dominar el dolor y es una realidad inescindible del yo.
No es necesario, no te molestes,  no es necesario en que me digas nada...
Tu y tus palabras... tu quedate con todo  y arde en el desprecio, en el mal que trasciendes con todo ello, en la luz del veneno concebido con mi muerte viva por todos los siglos que te habitan...
Te he soltado como quien suelta globos de colores en la inmensidad de la oscura noche en que le dije: 
Dios, te ofrezco mi dolor, mi corazón desgarrado, mi pensamiento que sufre y condena al desencuentro, a la existencia que no me permite ver en esta lucha.
Ahora,  entre el ayer a la noche y este nuevo día, me despliego en alas y soy...

Soy ese tránsito de inmenso sufrimiento, te he perdonado ... Soy, mi compromiso a no permitir nunca el  olvido  ni tu querer,  ni el de nadie  a que mancille ni aniquile a ser esclava en el nombre del amor... 

Lo juro por todo el amor que me habita y por Dios.  Ya, nunca más.

Mané



Publicar un comentario

Cada uno va escribiendo su historia cada día

Cada uno va escribiendo su historia cada día. Uno aprende que toda acción mala trae consecuencias malas, tarde o temprano. Y la verda...