lunes, 12 de febrero de 2018

Perdonar no es olvidar, es recordar sin que te duela, Manè


Hay que llorar el dolor, sentirlo... 
Sentir es sentirse y ser el abismo mismo de soledad...
Es nuestra elección como sanarnos y renacer de las heridas sin envenenarnos, 
solo es nuestra elección y de nadie más.
Aprender a soltar nos enfrenta a los miedos... 
es en ese instante cuando uno aprende a no esperar nada 
y es allí cuando uno se abre y permite que lleguen acontecimientos nuevos 
que nunca hubiera imaginado.
Sin querer queriendo nos abrimos de mente y corazón...
Sin querer amamos... sin querer queremos... sin querer perdonamos...
Sin querer el equilibrio nos viste la mirada y uno comienza a confiar otra vez...
Uno se da cuenta que somos parte de un todo 
y cuando nos focalizamos con dolor nos perdemos... 
Perdemos la capacidad de ver todo lo maravilloso que sucede a nuestro alrededor.
Sin falsas esperanzas y con la mente abierta, sin cegarnos... 
Uno sabe que es lo que necesita, desea y quiere...
Todo será a su tiempo, uno aprende que por más planes que uno haga y razones.
Hay veces que las mejores cosas nos suceden y nos sorprenden...
Bendiciones

Manè Castro Videla


Publicar un comentario

Llorona -Así cantábamos en el salón de música de la calle Tacuarí-

Llorrona con aroma a puro y bocanada lenta con el picor del ardor de la garganta del trago a la copa de El Fundador y la ...