martes, 28 de diciembre de 2010

Desnuda Desnudez


Desnuda Desnudez


Prendida

Olorosos cuerpos entrelazados

En la sedienta sed despierta

Valiente galopar exhalas

Al pié de la ladera

Agonizantes susurros

Despeinando cada una de las estrellas

Ecos de nombres

Sin nombres palpitan

Recorren… laten… crecen…

Rompiendo todos los acentos

Eternos abrazos quedan

más allá de las montañas

Mané Castro Videla
Publicar un comentario

El poder - No quise mirar-

Antes podías, en esos tiempos en que olvidaba el pensar, en donde se encuentra el engaño, el juicio y la valoración. Antes podías y...