domingo, 17 de febrero de 2013

Concédeme




Concédeme dios tu seguridad
no cierres tus oídos
escucha mi angustia,
la súplica
la voz de mis sueños en suspiros
Concédeme dios
la esencia de la palabra
de la verdad y la justicia
Concédeme
la senda del bien, la razón y el discernimiento
Concédeme dios
que en ti deposito mi fe.

Mané
Publicar un comentario

Amanecer en el rancho... Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...

Amanecer en el rancho, siempre es lo más bello que me puede suceder. Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...