martes, 18 de junio de 2013

Son, Mané


Todo pasa,
absolutamente todo.
No te extrañe,
en que no cambie.
Son esas,
las pequeñas cosas,
la que no cambio.
Es tan solo
no limitarme 
en la medida
que te alcanza.
Es sostener
la mano abierta
cortar los bordes
y tocar al cielo.
Es callar,
es dominarme.
Es ser justa,
disciplinada.
Es querer
y quiero,
tan solo quiero
obtener lo máximo,
evitar dañarnos.
Ya lo ves,
es  ser simple,
sencilla.
Es ser transparente,
y es ser, Mujer
con esas
-las pequeñas cosas-
de tener en la mente
los límites
de no actuar
ni seguir
a mi instinto
a lo que no debo
superar jamás...

@ Mané
Publicar un comentario

Amanecer en el rancho... Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...

Amanecer en el rancho, siempre es lo más bello que me puede suceder. Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...