miércoles, 28 de mayo de 2014

Graciasss Dios, Mané


Graciasss Dios por tantas y tantas bendiciones. por mis amados hijos, por mis queridos amigos y por aquellos que no lo son y me enseñan y recuerdan lo que elijo no ser.
Graciassss Dios por darme fortaleza en los instantes de doloroso aprendizaje y la sensatez de aprender que con los actos y las palabras con fundamento, sin violencia y en libertad elijo ser luz y no ser sombra
Graciassss Dios por estar y ser parte de mi, por ser la palabra, la honra y la dignidad de mis padres y de la familia, por ser memoria.
Graciasss Dios

Mané Castro Videla
Publicar un comentario

La verdad no cruza la General Paz

Por María Ferreyra La Provincia de Buenos Aires prefiere el “relato” La gobernadora María Eugenia Vidal observa un libro de historia argen...