lunes, 8 de junio de 2015

Decir NO o decir BASTA



Decir NO o decir BASTA, no nos convierte en malas personas. Todos tenemos derecho a decir NO o BASTA sin culpa alguna. 
Las relaciones se construyen de a dos. 
La responsabilidad de que una relación funcione correctamente, 
es compartida. 
Si una persona no se siente valorada o respetada en una relación, tiene derecho a terminar con ella.

Las personas emocionalmente saludables ponen y aceptan límites, propios y ajenos. Aprenda a decir NO, sin morir en el intento.
El abusador internaliza tanto sus técnicas de manipulación que acaban convirtiéndose en un hábito que practican espontáneamente.
La autoestima saludable no necesita descalificar ni controlar a los demás y respetan los deseos y las necesidades de otras personas.
El abusador, no respeta las necesidades ajenas e intentará controlar a las demás personas, en todo momento.

No todos los psicópatas (también llamados sociópatas) son asesinos seriales. Muchos son astutos manipuladores, altamente peligrosos, que abusan emocionalmente de sus víctimas de un modo tan sutil que es difícil de percibir.
Por lo general, se presentan como personas "normales" en la comunidad, pero en la intimidad suelen mostrar su cara oculta.

Este tipo de abusadores tiende a negar sus abusos pretendiendo no comprender de qué se le está hablando, o culpando a la víctima de ser demasiado susceptible y malinterpretarlo todo, o mintiendo o tergiversando los hechos para generar confusión y hacer dudar a la víctima de sus propias capacidades intelectuales, etc.

El sociópata muestra una cara encantadora en público, pero se ocupa de mantener a su víctima prisionera de sus abusos a través de la dependencia emocional, económica, física, social, etc.

El mensaje subliminal constante que le envía a su víctima es: "Sin mí no eres nadie", "No puedes valerte por ti mismo(a)", "Si me dejas no podrás sobrevivir por ti mismo(a)", etc....

Los sociópatas desarrollan una dependencia patológica con sus víctimas, ya que necesitan una víctima en su vida para que ésta tenga sentido.  estos abusadores son muy sutiles y muchas veces son dificiles de desenmascarar, especialmente cuando gozan de cierto prestigio social o profesional.

Algunas características generales que suelen exhibir el abusador

Suelen tener un bajo nivel de tolerancia, un temperamento explosivo y cualquier incidente menor desata su agresión.
A menudo, mantienen varias relaciones superficiales con diferentes personas, al mismo tiempo.
Culpan a los demás por sus propios problemas, o culpan al mundo, a la vida o a una situación particular.
Limitan a la víctima económicamente.
Necesitan de personas sumisas que se sometan a su voluntad.
No se comprometen afectivamente.
No se hacen cargo del daño que causan.
No tienen consideración ni sienten ni demuestran empatía por otros.
Pueden parecer amables, educados y compasivos en público, pero se crueles, sarcásticos e irónicos en privado.
Se obsesionan por revisar las pertenencias de las víctimas o invadir su privacidad.
Son demandantes. Ordenan o exigen, no piden ni toleran que sus necesidades no sean satisfechas.
Son muy inseguros, excesivamente posesivos y celosos. Tienen una fuerte necesidad de controlar a los demás o de restringir los derechos y la libertad de otras personas.
Tienen expectativas que no son realistas. Viven fuera de la realidad
Tienen una alta capacidad de engañar a los demás y de engañarse a sí mismos.
Tratan de aislar a la víctima de todo tipo de contacto humano, con sus familiares, sus amigos, sus compañeros de trabajo u otras fuentes de información.

Maneras en que actúa un abusador

Amenaza a la víctima o amenaza a sus seres queridos.
Es egoísta y sólo busca satisfacer sus propias necesidades. 
Se cree con derechos especiales. 
El abusador hace que la víctima se sienta responsable por sus sentimientos, en lugar de hacerse responsable él mismo por sus propios sentimientos.
Huye de cualquier contacto con la realidad o confrontación con sus emociones reales o las necesidades de los demás. 
Invade la privacidad de la víctima. 
No respeta los derechos de los demás. 
Incurre en deudas que la víctima tendrá que afrontar. 
Justifica cada una de sus acciones (aunque sean injustificables). 
Juzga o rechaza lo que víctima piensa, dice o hace. 
La insulta, la humilla o la ataca verbal o físicamente. 
La hace sentir culpable de sus acciones y decisiones para justificar sus actos de abuso. 
Necesita dominar las conversaciones y las ideas, y necesita ser el centro de atención en todo momento. 
No duda en usar a los demás para que den la cara por él o ella. 
Se escuda detrás de los demás. 
Se rehúsa a disculparse, siempre tiene la razón. 
No se hace cargo de su propia conducta. 
Subestima a la víctima, minimiza sus necesidades y sentimientos, o la ignora. 
Trata a los demás como si le debieran respeto o como si tuvieran que rendirle admiración 
Tiene emociones superficiales. 
Usa castigos y recompensas para manipular emocionalmente a la víctima

NO LO OLVIDES Y A ESTAR ATENTO:  El abusador emocional utiliza las palabras como armas para manipular y controlar a la víctima.
ES ESTE EL MEJOR MOMENTO:   Decir NO o decir BASTA

Mané




Publicar un comentario

General Rodríguez servidor público Dario Kubar ref la noche de los lápices

Municipalidad de General Rodríguez 9 h · 16 DE SEPTIEMBRE DE 1976 Hoy se cumplen 41 años de este día donde sucedió uno de los hechos...