domingo, 29 de mayo de 2016

No vayas fuera, en el hombre interior habita la verdad



Si uno se queda en el exterior se vacía de si.
En el contenido más hondo del ser uno sabe, uno registra ese yo interno, esa voz inconfundible que nos liga con la esencia, con lo que somos cuando los embates de la realidad ordinaria nos resultan agobiantes.
Y es ese reconocimiento, esa madurez de reconocernos y escucharnos en ese pensar y sentir donde nos tranformamos ante esas confesiones íntimas sin voz rompiendo el anonimato, todo se hace público y de pronto al decirlo desaparece dejando un vacío interior.
Sin querer queriendo ante la ruptura uno se da cuenta que ese ser que elegimos querer, amar y compartir nuestra vida. ese ser también es parte de ese vacío interior, eso que uno sintió en la mudez de lo que nos faltó, no nos dio, ni tampoco nos lleno en la intimidad.
Uno no deja de pensar mientras la incomodidad y la angustia se presenta sin permiso, una y otra vez, uno solo quiere aislarse del mal que agobia y senir ese goce pulsional de hablar con el otro, a desandar... Des-andar antes que la voz inconfundible ocupo el lugar del análisis de pensar... de transformar-nos.
Son instantes en que uno vacila... lo cierto es que tarde o temprano el final llega
Y, ya es hora de volver a empezar... sola otra vez

Mané Castro Videla





Publicar un comentario

Cada uno va escribiendo su historia cada día

Cada uno va escribiendo su historia cada día. Uno aprende que toda acción mala trae consecuencias malas, tarde o temprano. Y la verda...