lunes, 6 de agosto de 2012

Los estatutos del hombre de Monseñor Enrique Angelelli:

ArtículoX:
Queda decretado por definición,
que el hombre es un animal que ama
y que por eso es bello, mucho más
bello que la estrella de la mañana.


Artículo XI:

Se decreta que nada será obligado
ni prohibido, todo está permitido,
inclusive jugar con los rinocerontes
y caminar por las tardes con una
inmensa begonia en la solapa.

Parágrafo único

Solo una cosa queda prohibida
amar sin Amor

Graciasss Juan Simón por tus letras tan sabias, ellas me llenan el alma de aire puro...

Graciasss por dar-me esta chispa de luz
Graciasss por estar y ser parte de mi vida


Mané
Publicar un comentario

Amanecer en el rancho... Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...

Amanecer en el rancho, siempre es lo más bello que me puede suceder. Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...