jueves, 9 de mayo de 2013

Bonjour


Ne rien prévoir, sinon l'imprévisible ;
 ne rien attendre, sinon l'inattendu
Christian Bobin
Publicar un comentario

Amanecer en el rancho... Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...

Amanecer en el rancho, siempre es lo más bello que me puede suceder. Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...