sábado, 9 de noviembre de 2013

las palabras, Mané




Son las huellas de la boca
haciendo historia
donde en cada mañana
construye la imagen
y el aroma a canela y miel
le acercan el espejo
y siente el goce
de despertar de los sueños,
en el más allá
y la pulsión de la muerte 
reconociéndose 
en el amor infinito
escrito en su corazón



Mané



Publicar un comentario

Amanecer en el rancho... Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...

Amanecer en el rancho, siempre es lo más bello que me puede suceder. Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...