lunes, 16 de noviembre de 2015

República de los niños- Cámara de Diputados, Mané




... Saberse que uno es el responsable del cambio, de su propia historia, que es el constructor y artifice de su vida y no el otro.
Asumir las riendas de su propia vida y no ser un títere.
Nunca terminamos de aprender... Nunca dejamos de soñar... Nunca nadie vivira ni morira por nosotros! 
A amarse con todas las letras y su significado que el respeto y el lugar se lo da uno mismo. Nunca jamás el otro!
Mané Castro Videla
Publicar un comentario

Buenos días, tristeza!

A sacudirse que por más que no se quiera, nunca podemos prescindir del dolor,  se quiera o no pero siempre nos encuentra cuando menos...