viernes, 1 de enero de 2010

Felicidades

Felicidades:Hoy adopté un cucú bebé, con tal de que mi reloj ciego, deje de tantear la pared, a ratos, en busca de otras soledades, para armar. Porque cada vez que lo consigue, el espejo cimbreante termina por pedírme rescate. Si la realidad reduce la culpa a un reflejo, la causa termina por ser mimetizada y una misma mano empuja entonces dos gatillos. Vaya felino encuentro el de la muerte y su amo. Siguiendo al escalofrío que abre otros laberintos, la noche y el día no dejan de pelearse su ojo, a prueba de apagones y sin embargos. Hoy la campana de vidrio, tendrá libertad, de agrietarse, desclavando sus dientes de los engranajes huérfanos y tatuándolos en el próximo hueco a ser llenado. Cuántas horas aún pululan fuera de lugar. Nada nada perdído. En la tabla de tu asombro. Y definitivamente, tu presencia hizo del 2, 010 un año memorable.El fénix que nos ahoga, con su cortína de humo, en breve apagará su pluma número 2, 009 y desaparecerá bajo el estruendo de otros huesos, agregando su ceniza a nuestras huellas. Y una palma con 2, 010 dedos llenará mi mano de puzzibilidades.Feliz Año Preciosaaaaaa!!!

De mi amiga Eli
Publicar un comentario

Cada uno va escribiendo su historia cada día

Cada uno va escribiendo su historia cada día. Uno aprende que toda acción mala trae consecuencias malas, tarde o temprano. Y la verda...