martes, 10 de abril de 2012

DECÁLOGO DE LA SERENIDAD


1. Solo hoy tratare de vivir exclusivamente el día, sin querer resolver el problema de mi vida de una vez.

Esto significa, evitar ese nefasto hábito que nos impide disfrutar el momento….disfrutar el presente. Vivi
r pensando en un pasado que por mas que queramos no podremos cambiar, o en futuro que usted y yo sabemos que en la mayoría de los casos es incierto.

2. Solo por hoy, tendré el máximo cuidado de mi aspecto; de ser cortés en mis maneras; de no criticar a nadie ni
pretender disciplinar a nadie, sino a mí mismo.

Cuantas veces nos desgastamos queriendo cambiar a la gente…y se nos olvida que el cambio mas significativo está en nosotros. La gente es como es y ¡ya!

3. Solo por hoy me adaptaré a las circunstancias, sin querer que las circunstancias se adapten a mis deseos.

Siempre he dicho que una persona es madura…cuando se adapta a las circunstancias, sin caer por eso en
conformismos…O sea, me adapto, mas no me conformo.

4. Solo por hoy, dedicaré 10 minutos de mi tiempo a una
buena lectura recordando así como el alimento es necesario para la vida del cuerpo, la buena lectura es necesaria para la vida.
Fomentar ese maravilloso hábito de la lectura nos hace conocer mundos y formas de pensar diferentes. Nos ayuda a valorar y disfrutar más la vida.

5. Sólo por hoy haré una buena acción que solamente yo sabré.

Es poner en práctica la cita bíblica que dice…que tu mano derecha no sepa lo que hace tu mano izquierda…Esa
satisfacción tan grande de saber que ayudé a alguien, sin necesidad de publicarlo.

6. Sólo por hoy haré una cosa buena que no deseo hacer y si me ofendieron procuraré que nadie se entere.

Es poner en práctica ese frase que alguna vez escuché… "hacer cosas buenas solo porque si” y agregar en
nuestra vida una dosis de perdón…nada más porque si…

7. Sólo por hoy seré feliz con la certeza de que he sido creado para la felicidad.

No me cansaré de decir que la felicidad es una DECISIÓN.
Pero una decisión que hay que tomar diariamente…Es decir. HOY NADA MAS HOY HARÉ TODO LO QUE ESTÁ DE MI PARTE PARA SER FELIZ.

8. Sólo por hoy me haré un programa detallado. Quizá no lo cumpliré cabalmente, pero lo redactaré. Y me guardaré de dos calamidades: la prisa y la indecisión.

El programar nuestras actividades diarias nos da seguridad y confianza. Evita en nosotros hacernos presa fácil del estrés y la incertidumbre.

9. Solo por hoy creeré firmemente, aunque las circunstancias me sean contrarias, que la buena providencia de Dios se ocupa de mí como si nadie más existiera en el mundo.

10. Sólo por hoy no tendré temores, de modo particular no tendré miedo a gozar de lo que es bello y de creer en la bondad.

Basado en el Decálogo de la Serenidad de Juan XXIII



Publicar un comentario

Infames, traidores de la Patria

Perdió la Nación toda. Desde la Quiaca a Tierra del Fuego, la corrupción ha ganado. La corrupción y la ignorancia matan. Demasiados i...