lunes, 13 de enero de 2014

enseñanza


Enseñar a pensar de forma crítica y no a obedecer ciegamente.
Formar conciencia sobre la administración del tiempo y no a crear rutina.
A permitir que nos amemos y reconozcamos y no a que nos odiemos y segreguemos.
Permitir vivir haciendo lo que nos gusta y no obligarnos a vivir haciendo lo que nos toca.
Debería permitirnos soñar y hacer el mundo que queremos y no acomodarnos a la pesadilla de un mundo poco humano
Publicar un comentario

Lo siento... Ni olvido ni perdón. Las cosas como son. Soy, libertad!

Soy Mujer de  fuego,  inevitablemente no olvido,  y lo de perdonar  hay que tomarlo siempre entre comillas  porque, a veces sin qu...