miércoles, 22 de enero de 2014

Hoy necesito de ti, Mané



Que noche y que silencio
en el ruido de la noche
A estas horas
te estoy siempre esperando
La luna y la lluvia amarga
danzan en los ojos
y, como un regalo
me dan tus dedos 
apoyándose en mis sueños 
y,en los labios
de un te quiero

Mané
desde el jardín


Publicar un comentario

Egypto

Después de estar allí... uno se remonta a miles de años, a esa parte de uno de saberse ser y estar allí ... siendo la reverencia, la f...