lunes, 3 de febrero de 2014

Pronto, Manè



Nos veremos con los ojos 
llenos de amaneceres
y nos perderemos
en el sonido
de la mágica luna
siempre esperando


Manè
Publicar un comentario

Amanecer en el rancho... Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...

Amanecer en el rancho, siempre es lo más bello que me puede suceder. Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...