domingo, 2 de febrero de 2014

Descansa en paz, Manè



Se fue el domingo
con sus diecinueve años
para no volver más
en la noche vacía
y en soledad
Nadie se dio cuenta
de su alma herida
donde la fe se estanca
y solo quieres morir
para acabar 
con el sufrimiento
Te has ido
a la nada
del reino de las sombras
donde la esperanza anida
en las nuevas luces
donde no se ha muerto por entero
donde todo se renueva
y prosigue.
La vieja fe
con mitos y fantasías
de los primeros orígenes
de la humanidad,
en ese culto que no llega
hasta el presente.
Se que estás allí
en los confines de la tierra,
en el milagro.
Presiento tu andar
en el tránsito de las grutas,
escucho tu suplica 
y tu deseo,
No estas solo,
estamos contigo, estoy!
En algún lugar
de las páginas de la historia,
en el plano de lo divino
despojada de todo
de lugar y tiempo,
sin relato
orando por ti
para que tu espìrittu
no quede encadenado
y encuentres la morada
de amor de tu amada madre
que Dios le concedió
en las islas de los bienaventurados

Mané
Descansa en paz!
Publicar un comentario

La Historia Argentina Silenciada.

Muestreo de algunos terroristas subversivos de los años 70, familiares, militantes y/o simpatizantes de Organismos de DDHH; deveni...