martes, 6 de septiembre de 2011

El miedo y el enojo

El Miedo y el Enojo son emociones muy comunes en nuestra vida y a veces se manifiestan de forma sutil.
El Miedo se manifiesta como ansiedad, preocupación, estrés; el enojo se manifiesta como frustración, irritabilidad, impaciencia.

Nuestra cultura nos ha enseñado que debemos esconder o no sentir o sentirnos avergonzados y arrepentidos.
El enojo es una emoción destructiva que nos afecta en la salud, en las relaciones y cuando la reprimimos, no la expresamos, nos destruye; la guardamos y genera contracciones en el cuerpo que pueden llegar a enfermarnos.
Es común en los que andan el camino de la espiritualidad, el negar, esconder, evadir, reprimir esta energía del enojo.
Y quizás por eso, a pesar de meditar y procurar tener pensamientos positivos, aun así no se sienten plenos.
La otra opción es expresar este enojo.
Entonces nos quejamos, reclamamos, peleamos, luchamos y lo que sucede es que lastima y a veces destruye relaciones y luego viene el proceso de sentirnos culpables y avergonzados.
Entonces:

La represión nos lastima a nosotros mismos, nos enferma, y la expresión hace que lastimemos y que se destruyan nuestras relaciones.
El miedo es una emoción que casi siempre está detrás de todas las emociones, especialmente detrás del enojo. En algún momento aprendimos o creímos que enojarnos nos daría más poder y sentir miedo nos dejaba en posición vulnerable.
Miedo a perder, a que no me quieran, a que salga mal algo, a pedir por lo que necesito, a que pase algo que pierda el control, a que me ignoren.
Hay una tercera opción, muy poco explorada.
La otra opción es SENTIR, validar, reconocer, darme un espacio para expresar esa energía sin tener que vomitársela a otro.
Es ver qué está pasando en el cuerpo cuando siento las emociones. ... Ohhhhhh !!!


¿Cómo hacer para transformar una energía tan intensa como el enojo sin lastimar a otros y sin lastimarme a mí mismo?

Entonces me pregunto ¿qué sucede en mi cuerpo cuando me enojo?
Y me conecto con mi cuerpo, sin juzgar, sin criticar, dándole la bienvenida a esa parte de mi que he ignorado y permitiéndole a mi cuerpo sentir esa energía.
Si quiere gritar, se lo permito… sino puedo… entonces me imagino gritando y de esa manera permito que se mueva esa energía estancada.
Estamos hechos de una infinita sabiduría, de una gran inteligencia. Simplemente confía en tu cuerpo y acompáñalo a sentir, el te mostrara el camino y te revelara lo que necesites.

Yo....  yo ya comencé  y  AHORA !!!  Mané


Toy harta de  tiiiiiiiiiiiiiiiii  y muy enojadaaaaaaaaaaaaaaa !!!
Mané
 Ya me siento mejor ... más liberada
y vos ...
cuando???
Publicar un comentario

Cada uno va escribiendo su historia cada día

Cada uno va escribiendo su historia cada día. Uno aprende que toda acción mala trae consecuencias malas, tarde o temprano. Y la verda...