sábado, 17 de diciembre de 2011

El viento que grita


Uno aprende a amar al cruzar los desiertos
y a desandar todos los destierros...
en absoluta libertad
Y... sí cariño, 
ten por seguro que el viento de dolor ya me despierta !!!

Mané Castro Videla
 
Publicar un comentario

Amanecer en el rancho... Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...

Amanecer en el rancho, siempre es lo más bello que me puede suceder. Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...