sábado, 24 de diciembre de 2011

Querido Dios


Querido Dios
Hace mucho tiempo que no te escribo, tú lo sabes bien… he estado andando por ahí cruzando desiertos, dando vueltas en búsquedas, haciendo caminos, construyendo puentes, ocupándome de las pequeñas cosas simples,  esas que son parte y forman mi existencia,
Sí, esas cosas las que siempre me recuerdan en que tu estas allí, aunque no te nombre, ni te vea, y por momentos sienta en mi corazón que estas lejos e inalcanzable o simplemente estés distraído con las estrellas jugando a la rayuela y las otras en que te encuentras tocando al radiante Sol junto a mi mami mientras recita sus amados poemas y danzan en las blancas nubes
Tu sabes bien Dios y me conoces, sabes que muchas veces, como ahora cuando la emoción me embarga siento que no encuentro mis letras de colores y no puedo hilvanar las palabras exactas para tener una vez más tu escucha atenta…
Hoy, es un día especial, es un día de fiesta, es el Día de la Natividad donde todas las campanas repican sin cesar y los corazones de todos tus hijos palpitan en el repicar, es el día en donde la familia toda se reúne, celebra, reparte regalos… junto al pesebre florido de ángeles
Es la noche de Paz, la noche de Amor, de canto… de gracia
Mientras muchas almas lloran de alegría hay otras que  también sus almas lloran desgarradas por esa enorme tristeza que les aprisiona el pecho y un inmenso dolor anida luciendo como un gran moño negro en la garganta, están sufriendo, están literalmente solos, sin esperanzas, sus sueños rotos, sin ganas de vivir, sin encontrar sentido en el ojo  de la habitación vacía, fría, oscura y no les permite ver…
A ellos mi Dios te pido que los envuelvas así sienten el cálido calor de tu luz…
Sólo tú mejor que nadie conoce el destierro, la indiferencia, el miedo,  la lentitud interminable del tiempo y la agonía del esclavo, del hambriento, del sediento, del enfermo, del prisionero…
Por cada uno de ellos…
Hoy, te  pido mi Dios que la luz que está naciendo en el mundo los alivie y los toqué una y otra vez…a todos para que esta noche se convierta en VERDAD iluminada en todos los corazones, sin excepción, y deje de ser un mero símbolo, un ícono sin expresividad, sin significado ni sentido…
Graciasss Dios por estar en mí, por este sueño de sentir que esta noche toda celebremos unidos en paz y armonía una verdadera Nochebuena

Tu hija, Mané 




Encantador vídeo con la canción

 más bonita de Navidad,

 la que nos hace vivir

cuando el Niño Dios nos nace.

Abel Miranda Miralles
escritor  Granada -España
 




Publicar un comentario

Amanecer en el rancho... Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...

Amanecer en el rancho, siempre es lo más bello que me puede suceder. Es siempre reconocerse con el ser y no con la exigencia al hacer...