domingo, 27 de noviembre de 2011

Controla tus emociones

  
Después de cuidar mejor de tu cuerpo, el siguiente paso para alcanzar la comunión con Dios mediante tu encuentro con el creador interior es el control de tus emociones. Se trata solamente de comprender qué es la emoción La emoción no es más que energía en movimiento. Esta energía puedes elevarla o rebajarla cuando rebajas esta energía, o sea, cuando la llevas al nivel más bajo, produces una emoción negativa. y cuando la elevas, es decir, cuando la llevas al nivel más alto, produces una emoción positiva el ejercicio que estimula tu cuerpo físico es una forma de elevar tu energía literalmente incrementas la vibración de la energía ki, la cual se convierte en una emoción positiva que se expresa a través de ti. Otra manera de elevar la energía de la vida que se encuentra en tu cuerpo es la meditación.La combinación del ejercicio y la meditación es muy poderosa. Si logras que forme parte de tu disciplina espiritual, tendrás posibilidades de un crecimiento enorme.El empleo de esta combinación te recordará que puedes elegir entre controlar o experimentar tanto tu cuerpo como tus emociones. Para muchos, en realidad para la mayoría, éste es un recuerdo sorprendente.Las emociones son experiencias que puedes elegir, no experiencias a las cuales estás sometido. Por lo general no se entiende así. Las circunstancias exteriores de tu vida física no tienen que estar relacionadas con la experiencia interior de tu vida espiritual. No es necesario que no sientas dolor para librarte del sufrimiento. No es obligatorio que no haya problemas o conflictos en tu vida para que en ella reine la paz.de hecho, los verdaderos Maestros experimentan la paz en medio de los problemas y conflictos, no porque hayan encontrado una manera de evitados. Esta paz interna es lo que todos buscamos, pues es la esencia de todos los seres. Siempre buscarás la experiencia de Quién Eres Realmente. Podrás alcanzar esta paz interior en cualquier condición o circunstancia exterior, al comprender que no eres tu cuerpo y que nada de lo que ves es real. Recuerda que estás viviendo las diez ilusiones. Comprende la verdad de estas ilusiones: que tú las creaste, así como creaste todas las ilusiones menores que-hay bajo ellas. Así podrás elegir y declarar, expresar y experimentar, llegar a ser y completar Quién Eres Realmente. Te lo he dicho muchas veces y te lo repetiré una vez más: Toda la Vida es un regalo y todo es perfección: el instrumento perfecto con el cual crear la oportunidad perfecta para la expresión perfecta de tu perfección, como tú y a través de ti cuando al fin lo comprendas, permanecerás en un estado de apreciación continua en otras palabras, crecerás. El crecimiento es el resultado de la apreciación. Cuando se aprecia algo, se vuelve más grande de lo que era. Es verdad que no sólo tienes la p6sihilidad de elegir tus emociones y, por tanto, de controlarlas en cualquier circunstancia, sino que también puedes elegidas antes de enfrentar cualquier circunstancia, en otras palabras, puedes decidir por anticipado cómo deseas poner tu energía en movimiento: qué emoción experimentarás como respuesta ante cualquier situación que hayas previsto en tu vida. Cuando llegues a este nivel de Maestría, podrás tomar estas mismas decisiones como respuesta ante cualquier situación imprevista de tu vida.De esta manera habrás decidido Quién Eres a pesar de las ilusiones externas de tu vida y no debido a ellas. He explicado minuciosamente cómo lograrlo en la trilogía Conversaciones con Dios y Amistad con Dios, así como en muchas otras fuentes y en diferentes momentos. Esto es tan sólo un recordatorio. Después de recordar cómo cuidar de tu cuerpo físico y cómo controlar tus emociones, estarás listo para dar el siguiente paso para tu reunión con el Creador interior.

Comunión con Dios
Neal Donald Walsch
Publicar un comentario

Un fracaso

Un fracaso no es una vida fracasada tal vez sea necesario muchos fracasos para que la vida sea todo un éxito y quizá la falta de fracasos ...