lunes, 21 de noviembre de 2011

La décima ilusión es: EXISTE LA IGNORANCIA

Conforme cada ilusión se superponía a la anterior, iba haciéndoseles más difícil explicarse la vida. Cada vez les surgían más preguntas que no podían responder. Si esto era verdad, entonces, ¿por qué aquello? Si aquello era verdad, entonces, ¿porqué esto? En poco tiempo, los filósofos y los maestros comenzaron a menear la cabeza. "No sabemos", dije ron, "y no sabemos si será posible saberlo". Así nació la idea de la ignorancia.

Esta idea sirvió para tantos propósitos que se difundió con rapidez y pronto se convirtió en la respuesta fundamental. Sencillamente no sabemos.
Pronto, sus instituciones comenzaron a encontrar en esto no sólo un refugio sino también cierto poder. "Simplemente no sabemos" se convirtió en "se supone que no debemos saber", que a su vez se convirtió en "ustedes no necesitan saber", lo cual finalmente se convirtió en "lo que no sabes no te hace daño".
Las religiones y los gobiernos ostentaban la autoridad para poder decir lo que quisieran y actuar como se les antojara, sin responder ante nadie.
"Se supone que no debemos saber" se convirtió en una doctrina religiosa. Existen ciertos secretos del Universo que Dios no desea que sepamos, declaró esta doctrina, y tan sólo preguntárselos es una blasfemia. Esta doctrina pasó rápidamente de la religión a la política y al gobierno.
Como resultado, hubo una época en la historia en que formular ciertas preguntas, planteadas de cierta manera y en determinado momento, podía provocar que le cortaran la cabeza a uno.
Literalmente la prohibición contra las preguntas elevó la ignorancia al nivel de una virtud deseable. No hacer preguntas se volvió muy sabio y de muy buena educación. Se convirtió en una conducta aceptada. Es más, se convirtió en la conducta esperada.
Aunque parece que el castigo por hacer preguntas impertinentes no es tan severo hoy como en tiempos pasados, existen lugares de su planeta donde ha cambiado poco.
En este preciso momento hay regímenes totalitarios que insisten en que sólo se escuchen las voces de asentimiento y que se silencien las voces disidentes, a veces de manera brutal.
Justifican este comportamiento bárbaro proclamando que "era necesario para mantener el orden". Responden a las protestas de la comunidad internacional con poses de indignación, con políticas represivas que, declaran que se trata de "asuntos internos".
Ahora te digo: la esencia del amor es la libertad. Cualquiera que te diga que te ama y que te protege, te dará libertad.
Así de sencillo. No es necesario ir más lejos ni cavar más hondo en busca de una explicación más compleja.
Te lo he dicho antes y lo repetiré una vez más. Sólo existen dos energías en el núcleo de la experiencia humana: el amor y el temor.


El amor concede libertad, el temor la arrebata. El amor abre, el temor cierra. El amor invita a la expresión total, el temor la castiga.
Según esto, sabrás quién te ama, o quién te teme. No prestes atención a sus palabras: presta atención a sus actos.
El amor siempre invita a romper las cadenas de la ignorancia, a formular cualquier pregunta, a buscar cualquier respuesta, a pronunciar cualquier palabra, a compartir cualquier pensamiento, a apoyar cualquier sistema, a adorar a cualquier Dios.
A vivir tu propia verdad.
El amor te invita, siempre, a vivir tu propia verdad.
De este modo puedes saber si se trata de amor.
Te amo. Por eso te digo que la ignorancia es una ilusión.
Sabes todo lo que tienes que saber sobre Quién Eres Realmente, que es la esencia del amor.
No tienes que aprender nada; sólo debes recordar.
Te han dicho que no puedes conocer a Dios y que incluso preguntar por Mí es una ofensa contra Mí. No es verdad. Ninguna de esas afirmaciones es verdad.
Te han dicho que necesito algo de ti y que si no Me lo das, no podrás regresar a Casa, a la Unión conmigo. No es verdad.
Ninguna de esas afirmaciones es verdad.
Te han dicho que estás separado de Mí y de tus congéneres. No es verdad.
Ninguna de esas afirmaciones es verdad.
Te han dicho que no hay suficiente y que, por tanto, debes competir por todo, incluso por Mí.
No es verdad. Ninguna de esas afirmaciones es verdad.
Te han dicho que si no haces lo que te exijo en esta competencia, serás castigado y el castigo será la condenación a la tortura eterna. No es verdad.
Ninguna de esas afirmaciones es verdad.
Te han dicho que mi amor por ti es condicional, y que los que saben cuáles son mis condiciones y cumplen con ellas, y con todas las necesarias para ganar en la competencia por la vida, son superiores. No es verdad.
Ninguna de esas afirmaciones es verdad.
Finalmente, te han dicho que no sabes que estas afirmaciones son falsas y que nunca lo sabrás, puesto que es demasiado complejo para que lo puedas entender. No es verdad.
Ninguna de esas afirmaciones es verdad.

AQUÍ TIENES LA VERDAD...

 Dios no necesita nada
 Dios no puede fracasar y tú tampoco
 Nada está separado de lo demás
 Hay suficiente
 No debes hacer nada
 No serás juzgado
 No serás condenado
 El amor no pone condiciones
 Una cosa no puede ser superior a sí misma

 Tú ya sabes todo esto

Comunión con Dios
Neal Donald Walsch





Publicar un comentario

Infames, traidores de la Patria

Perdió la Nación toda. Desde la Quiaca a Tierra del Fuego, la corrupción ha ganado. La corrupción y la ignorancia matan. Demasiados i...